18 de enero de 2018

Vecinos de Los Rosales, Visma y Bens reclaman en la red una nueva línea de bus vía Change.org.

Las asociaciones de vecinos de los Rosales, San Pedro de Visma y Bens han puesto en marcha una petición en la página web Change.org para que el Ayuntamiento implante una nueva línea de autobús.

El servicio que proponen comunicará esos barrios con el polígono de la Grela, donde trabajan gran parte de los residentes en esa zona; el centro de especialidades del Ventorrillo, donde muchos de ellos tienen a sus médicos de cabecera; y con Marineda City, la zona comercial y lúdica más próxima a esos barrios.
Además de la falta de comunicación con esos espacios, las asociaciones también critican la falta de transporte público entre los tres barrios mencionados.


Con el fin de respaldar la solicitud, los vecinos han adjuntado en la petición los apoyos recibidos por parte de Marineda City, el Corte Inglés y la asociación de empresarios de A Grela, que llevan años reclamando mejoras en las comunicaciones de ese polígono industrial.

El objetivo de las tres asociaciones es hacer llegar esos apoyos y las firmas de los vecinos al Ayuntamiento de A Coruña, la Compañía de Tranvías, la Diputación de A Coruña y la Delegación del Gobierno en Galicia.

El gobierno local incluía en su programa electoral una reforma de las líneas de autobús. Esos cambios fueron anunciados para el 2016, pero por el momento no se ha efectuado.

El gobierno local presupuestó el año pasado una partida de 100.000 euros para un convenio con la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, que dirige Salvador Rueda, con el fin de remodelar las líneas del autobús. Este año se ha incluido una partida de 150.000 euros con la misma finalidad, aunque el año pasado los fondos disponibles no se invirtieron en su totalidad.

El gobierno local tampoco ha implantado el carril bus.

Esa infraestructura fue anunciada en diciembre del 2016 y tendría que haber entrado en funcionamiento el pasado verano; pero por el momento no se ha iniciado ningún tipo de trabajo para ponerla en marcha ni se ha concretado una nueva fecha para su implantación.

Fuente:
La Voz de Galicia, 17-01-2018, Eduardo Pérez
Gráfico:
Change.org de la petición

Un leve incidente entre un bus urbano y un turismo en una... "glorieta", inicia temporada de polémicas.

Hacemos mención a un incidente ocurrido en la mañana del pasado lunes, entre un turismo y un autobús urbano, en lo que llamamos comúnmente "glorieta del Pavo Real".

Imagen de @Fojillo. Ojo, no es el Golf el turismo implicado.
"Autobús de @TranviasCoruna accidentado levemente en la rotonda del pavo de Coruña. Se ha montado un pollo en el pavo porque se han quedado en medio de la rotonda esperando a atestados."

La imagen que tomamos de la cuenta de twitter de @Fojillo puede dar lugar a creer que es el Golf el turismo en cuestión, pero parece ser que no es así realmente. Son coches que están sorteando a los implicados.

Tranvías quitaba hierro al hecho:
El siniestro tuvo lugar con un bus de refuerzo de la línea UDC que retiraba a cocheras, por lo que el servicio no se ha visto afectado. No ha habido que lamentar más que daños materiales de moderada consideración

Esto ya ha reabierto de nuevo un panorama de análisis y crítica al padrón de glorietas y rotondas de Coruña. Como citábamos, La Voz de Galicia abre el fuego con un titular que... confunde: "Las nuevas rotondas vienen con trampa". Sinceramente no sabemos a qué se refiere con "nuevas" -cualquiera de las existentes a día de hoy llevan así bastante tiempo como para considerarlas nuevas; y los conceptos que citaremos tampoco son recientes...-, pero bueno. En el artículo hace hincapié en dos conceptos, "glorieta" y "plaza" y sus diferencias. Hay margen para un buen surtido de contenidos en próximas semanas.

La escasa o deficiente señalización y los diseños mal resueltos han hecho que en la ciudad existan muchos puntos conflictivos para el tráfico, un mal que se concentra, sobre todo, en las rotondas.
(...)
Habitualmente un conductor llama rotonda a cualquier intersección circular. Sin embargo, hay una distinción que permite poner el foco sobre un tipo de rotondas cada vez más predominante en A Coruña: las plazas. Se trata de una glorieta que contiene uno o más carriles que, mediante indicaciones pintadas en el asfalto, señalan la dirección que el conductor debe tomar obligatoriamente.
(...)
Las glorietas convencionales deben, además, estar señalizadas a la entrada con un cartel que indique las salidas que tiene y hacia dónde conduce cada una. Este tipo de letrero tiene el nombre técnico de S-200. Las plazas, por otro lado, no es necesario que tengan este cartel, aunque sí que cuenten en su interior con la señal circular que indica que entramos en una rotonda. La señal se sustituye por las flechas pintadas en cada carril.
(...)
Otro punto del área metropolitana coruñesa que genera confusión, en este caso por sus dimensiones y su forma irregular, es la rotonda de la Vía Ártabra, en Iñás, también en el concello de Oleiros. Se trata de una glorieta convencional con forma de número ocho que corta la N-VI y que también requiere instrucciones de uso.

Esto nos recordó un tuit que la Guardia Civil al que no debemos dejar de echar un ojo. Incluye vídeos ilustrativos! Hace unos días nos recordó a todos, vía twitter, uno de los errores más comunes que se comenten al volante en las glorietas.

"El 60% de conductores usa el intermitente mal en una rotonda. Más de la mitad no lo usa para indicar que van a dejarla"


Sin ninguna duda, opinamos que es uno de los grandes defectos que nos asola en lo que significaría la fluidez en una intersección regulada con este sistema. Si con dos coches que indicasen correctamente sus intenciones, pudiesen pasar otros cuatro sin interferir, vaya si lo íbais a notar!
"Dentro de una plaza circular, el indicador es fundamental para advertir la intención de salir o cambiar el carril. Indica la salida de la glorieta desde el carril derecho y así los que esperan para entrar en la glorieta no se ven sorprendidos"

También sale a colación el recordatorio de que no se debe salir de una rotonda desde el carril interior. Lógico, ¿no?

El circular por una rotonda es algo que no le termina de quedar claro a todo el mundo. En 2014, la Dirección General de Tráfico (DGT) decidió publicar en sus redes sociales unos gráficos para recordar a los conductores las maniobras que no son correctas.

Además, la web nacionrotonda.com recopila desde 2013, entre otras cosas, los grandes despropósitos urbanísticos en forma de rotonda que existen en España.

Bueno; finalmente, yendo más lejos, a un futuro a medio /largo plazo, nos parece interesante este proyecto que, mediante la "conducción autónoma", plantea una "automatización de los cruces" que haría totalmente fluida la circulación evitando accidentes de modo inteligente. Ojead los vídeos en el enlace; acá, una simulación en tres capturas:


Si los automóviles serán en breve tan inteligentes que se convertirán en autónomos, ¿por qué van a tener que acatar las órdenes de un invento obsoleto como es el semáforo? Esta cuestión es la que se planteó un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Gracias al sistema que han desarrollado, los coches podrán comunicarse entre ellos en un futuro cercano y organizar por sí mismos los turnos para cruzar una intersección. No tendremos que volver a parar hasta que la luz se ponga verde ni preocuparnos en cómo tomar las rotondas.

El proyecto, que puede ganar este 25 de enero el premio Beazley a mejor diseño del año, se titula Light Traffic. El juego de palabras resume su intención: pasar del semáforo (traffic light en inglés) al tráfico ligero (light traffic). Las ciudades tienen que adaptarse a la que será su nueva realidad, ocupada por coches autónomos.

Así las cosas, se plantean bastantes incógnitas, comenzando por...:
Entonces, ¿tengo que dejar mi vida en manos de una máquina?
"Aunque este sistema se ha concebido para que los coches no paren como en los semáforos, sí que regulan su velocidad para mantener siempre una distancia de seguridad. Los coches seguirán unas reglas, por lo que nunca se chocarán. Contemplamos el margen de error de las máquinas. Si hay un fallo, esa distancia de seguridad garantizará que no haya choques"

Tenemos la impresión de que queda materia por leer en la prensa local a cuento de las glorietas y las plazas. Casi diríamos que se tercia una revisión sobre el terreno por parte de quien ostenta la competencia y conservación de estas. Invertir en una mejor señalización es atajar accidentes o simples toques que realmente no serían "necesarios".

Finalmente, nos parecía interesante mencionar que en Vigo se están poniendo las pilas con lo de las "turborotondas", la última de ellas, la de Bouzas. Y es que, auque no sea el objetivo principal, han caído un 75% los accidentes en las siete "turborotondas" ya activas en esa ciudad.


Lo cierto es que esta disposición de carriles, toda la direccionalidad del elemento "plaza", es racional y bien dispuesta. Pero todo se va al traste si no se articula una señalización adecuada, clara y visible a bastantes metros antes de llegar al núcleo de la intersección.

Fuentes:
La Voz de Galicia, 16-01-2018, B. Capelán, E. E.
La Voz de Galicia 2
Verne (El Pais.com)

16 de enero de 2018

Leve reubicación de parada en la Plaza de Casares Quiroga (Líneas 12-A, 21, 23, 23-A, Búho).

Pablo Picasso, Plaza de Casares Quiroga [#Par579]
La parada situada en Pablo Picasso, Plaza de Casares Quiroga [#Par579] va a sufrir una leve reubicación debido a las obras de construcción del #CarrilBici que se están efectuando en la Avda. Pablo Picasso.

La parada se reubica antes de la esquina anterior, al final de General Rubín
Así pues, desde ayer lunes 15 de enero, y por dos semanas, en principio, tendréis que retroceder unos metros hasta la esquina con General Rubín, y desde ahí la veréis, reubicada en el lateral de la plaza, a la altura del parque de los niños, siendo ese punto el tramo final de la calle General Rubín.

Fuentes e imágenes:
@TranvíasCoruna

@EloyTP
@Silcerino
Más info:
La Opinión de A Coruña  

14 de enero de 2018

Tres años de aumento de viajeros en los buses urbanos de Tranvías de Coruña.

Vamos con otra de cifras periódicas. Tendencia positiva en estos tres años más recientes, en cuanto a número de viajes contabilizados en la flota roja:

El aumento en un 0,99% del número de viajeros de la Compañía de Tranvías en 2017 supone el encadenamiento de tres años consecutivos de crecimiento, tras los descensos sufridos en los tres ejercicios precedentes y que se debieron a la crisis económica, que causó también pérdidas de pasajeros en otras empresas de transporte urbano españolas. El fuerte incremento del paro y de la actividad en los años anteriores llevó a que los buses bajaran de la barrera de los 20 millones de pasajeros en 2014, el último año con disminución de tráfico.


La línea 14 sigue liderando

A lo largo del año pasado los autobuses coruñeses transportaron a 21,7 millones de personas, 213.000 más que en 2016. Todas las líneas de la Compañía de Tranvías aumentaron su número de viajeros, a excepción de las 2-2A, 4, 7 y 24-UDC, que experimentaron ligeros descensos.

Al igual que en años anteriores, la línea 14 fue la que contó con un mayor número de pasajeros, 2,5 millones, por lo que más de una de cada diez personas que se suben a los buses urbanos lo hace en este recorrido, que pasa por varios de los barrios más populosos de la ciudad, como Os Rosales, Agra do Orzán, O Ventorrillo, Sagrada Familia, Os Mallos, O Castrillón y Os Castros.


6, 6-A y 11, con muy buenas cifras también

La segunda línea en demanda es la 6 y su derivación 6-A, que supera ligeramente los dos millones de viajeros, seguida por la 24 y la UDC, que se quedan en los 1,87 millones y suman tres años de descensos, probablemente por la caída en la matrícula de la Universidad coruñesa.

La ruta 11 prosiguió en 2017 el notable crecimiento que inició en 2015, favorecida por la recuperación económica, ya que su punto final es el complejo comercial Marineda City. Entre los últimos tres años, esa línea ganó 131.839 viajeros y el pasado 24 de noviembre incrementó en un 60% el número de usuarios con respecto a un viernes normal debido a que ese día se desarrollaba la campaña comercial conocida como Black Friday.


El Búho (nada de "línea 18")

La línea de Servicio Nocturno, "el Búho" [a nivel interno de Tranvías, identificada como línea 18] sólo funciona en horario nocturno los fines de semana, y aún así resultó ser una de las que experimenta un mayor crecimiento en proporción a su número total de viajeros, ya que aumentó en más de 2.000 para situarse en 16.499.

A ello puede haber contribuido la decisión del Concello de ponerla en servicio en algunos de los días con mayor afluencia de público en las calles en las pasadas fiestas veraniegas [y ocasiones especiales], en los que fue utilizada por numerosas personas.

La línea podrá beneficiarse próximamente de otra iniciativa municipal, que pretende extender los recorridos de este servicio, que en la actualidad solo hace uno de carácter circular por el municipio que obliga a un largo tiempo de viaje a quien se dirige a los barrios más alejados del centro.


Líneas 23 y 23-A y 21 (Mesoiro-Feáns)

A pesar de que crece en número de usuarios durante los últimos tres años, el recorrido regular con menor demanda es una vez más el 23 y su derivación, el 23-A, que unen el centro con Feáns y la urbanización Breogán. Lo que las diferencia es que,  en determinados viajes, el 23 sube al Colegio Obradoiro y el 23-A asciende a la cima de la Urbanización Breogán.

Sus 312.440 viajeros durante el año pasado son duplicados por la segunda línea con menor ocupación, la 21, que presta servicio a Pocomaco y Novo Mesoiro y cuyo comportamiento también fue positivo en el último trienio.

La asociación de vecinos de ese último barrio reclama al Concello que el bus universitario llegue hasta allí y haga dos paradas, así como la creación de una nueva línea, que propone denominar como 21-A, y que uniría Novo Mesoiro con el campus de Elviña, Matogrande y el Hospital Universitario para terminar en Os Castros, donde los usuarios podrían enlazar con el transporte metropolitano sin necesidad de desplazarse al centro, como se ven obligados a hacer en la actualidad.

Fuente:
La Opinión de A Coruña, 14-01-2018, José Manuel Gutiérrez

12 de enero de 2018

Más cifras: Tranvías pierde solo un 14% de transbordos de buses de la comarca desde su llegada al centro.

Artículo de La Opinión, en tiempo de primeros datos -si bien, se precisa más tiempo para establecer conclusiones fiables...:

Los dos meses de funcionamiento del Plan de Acceso del Transporte Metropolitano al Centro de A Coruña no han supuesto un cambio notable para la movilidad, según la Compañía de Tranvías, que considera que los datos aportados por la Consellería de Infraestruturas, recogidos ayer por La Opinión de A Coruña, reflejan que la mayoría de los viajeros de la comarca sigue sin desplazarse a la zona más céntrica del casco urbano y se dirige a otros puntos de la ciudad.

La concesionaria del transporte público en la ciudad, que siempre apostó por hacer de Cuatro Caminos el punto de intercambio de los buses de la comarca con los urbanos, detalla que desde el 7 de noviembre al 31 de diciembre los transbordos a sus vehículos de viajeros procedentes del área metropolitana se redujeron un 14%, pese a que las doce líneas que llegan ahora al centro suman el 75% de los pasajeros totales.

El director de la Compañía de Tranvías, Ignacio Prada, sobre el sistema implantado por la Xunta:
"Solo se beneficia a una pequeña parte de los usuarios"

Prada rechaza que esta crítica se deba a un supuesto interés privado de la empresa, como sostiene la Xunta. Para ello, explica que el total de transbordos desde buses metropolitanos en 2017 fue de 560.632 y que si el descenso en todo el año hubiese sido del 14%, Tranvías perdería 78.488 viajeros, que supondrían tan solo el 0,37% de los 21,5 millones que tuvo en 2016.


Prada recuerda que las 42 líneas que Infraestruturas prevé hacer llegar al centro acumulan 16.000 viajeros y que la consellería pretende que el 50% de ellos se apee en las nuevas paradas. Pero tras la incorporación de las líneas que concentran el 75% de los viajeros, el departamento autonómico sitúa entre el 35% y el 40% los pasajeros que se bajan en el centro, mientras que solo el 25% sube en ellas para salir de la ciudad. Para el director de Tranvías, la diferencia entre esos porcentajes responde a que muchos viajeros regresa desde la estación de autobuses porque gran parte de ellos se apea en las paradas de A Gaiteira y Costa da Palloza, ya que al entrar al casco urbano las líneas metropolitanas no pasan por la terminal, sino que lo hacen cuando salen de la ciudad, después de llegar a Entrejardines.

También recuerda Prada que al ponerse en marcha este plan, los usuarios de la línea de Sada protestaron porque no pasaba por la estación de autobuses y la consellería obligó a la empresa a hacerlo.

Para reforzar su defensa sobre Cuatro Caminos como punto de intercambio entre los dos sistemas de buses, Prada menciona que de los 80.000 transbordos realizados a los vehículos de Tranvías desde los metropolitanos en los dos últimos meses, 18.000 fueron a la línea 14, la más utilizada de la ciudad y que no pasa por el centro. Otras 10.000 personas transbordaron a la línea 24, que llega a la Universidad, porque los viajeros metropolitanos no tienen otra forma de llegar al campus, y 3.253 utilizaron la 2 pese a que su recorrido en el centro coincide en gran parte con las de los buses comarcales, lo que puede explicarse porque termina en el hospital Abente y Lago, al que se desplazan numerosos usuarios diariamente.


La compañía destaca además que las empresas del transporte metropolitano hicieron una encuesta antes del inicio del plan que reveló que solo entre un 20% y un 30% de sus viajeros tenían como destino la zona entre Ramón y Cajal y Entrejardines, por lo que no prevé que en los próximos meses aumente de forma importante la llegada de pasajeros al centro. A esto añade el propio reconocimiento por la Xunta de que el número de usuarios del transporte comarcal apenas ha variado, de forma que a su juicio no se ha producido una mejora en la movilidad.
______________

Como introducíamos en el post previo -citado más arriba-, es interesante y lógico que las recientes variaciones en la dinámica del transporte metropolitano reviertan nuevos comportamientos de los usuarios (he ahí los datos expuestos entre este y el anterior post).

Pero seguimos insistiendo en que el dato que realmente nos interesa -y que creemos que habrá sido el objetivo real de toda esta movida- es saber cuántos de los que venían a la ciudad en coche han dejado este en el garaje y se han sumado al uso de estos servicios que ahora disponen de "paradas urbanas".

El hecho de que un porcentaje de usuarios se bajen ahora en un sitio, cuando antes lo hacían en otro... particularmente no nos aporta nada, ni aporta nada a ese objetivo de menguar el número de vehículos privados que recibe la ciudad. Hagamos gala de la paciencia que requiere el período necesario para sacar más conclusiones.

Fuente:
La Opinión de A Coruña, 12-01-2018,  José Manuel Gutiérrez
Imágenes:
Blog Busurbano