2 de octubre de 2017

San Andrés, un cuello de botella para el que los conductores de Tranvías demandan solución.

Recuperando contenidos:

En plena Semana de la Movilidad, la calle de San Andrés, una de las arterias más importantes de la ciudad, parecía congestionada. No es una casualidad: ocurre prácticamente todos los días, y nadie lo sabe mejor que los conductores de Tranvías, que tienen que recorrerla a diario.

Los grandes buses articulados se ven atrapados en las retenciones que se registran constantemente y el presidente del comité, Alberto Couselo, demanda al Ayuntamiento que tome medidas para agilizar el tráfico en una ruta por la que pasan cinco líneas que conectan Monte Alto, Adormideras y la Ciudad Vieja con el resto de A Coruña.
"Se atasca nada más que haya el menor problema"

El punto clave es el cruce de la rúa Nova, por donde entra en San Andrés el tráfico proveniente de Los Cantones, ahora que no puede discurrir por la avenida de La Marina. Los buses tienen que girar allí a la izquierda, por al rúa Alta, para continuar por el Paseo Marítimo. Como muchos son articulados, el viraje requiere todo el espacio de la estrecha calzada, de manera que es muy difícil hacerlo si aparca en la parada de bus que allí existe algún vehículo privado.

Y eso es algo que fuentes de la Policía Local reconocen que pasa a menudo, puesto que siempre hay un conductor que cree que estacionar allí un minuto para hacer un recado no tendrá consecuencias.

Pero Couselo asegura que no es ese el problema más grave: 
"Ese cruce tiene tres semáforos, así que allí hay que esperar un montón de tiempo"

Además, desde que se cambió el sentido de la calle de Santa Catalina, la situación ha empeorado sensiblemente, porque por esa ruta entra ahora más tráfico a la ya sobrecargada San Andrés:
"Ya son cuatro semáforos ante los que te tienes que detener"

El problema de Panaderas

Según Couselo, el problema se exacerbó hace unos años, cuando se prohibió a los buses circular por la estrecha de San Andrés alegando que existía un peligro para los peatones, puesto que allí no existe acera.

El presidente del comité de empresa de Tranvías pone en duda que existiera ese peligro, dado que los buses han circulado por allí siempre. De todos modos, para solucionar el problema de la congestión de San Andrés, los chóferes de Tranvías propusieron a la Concejalía de Movilidad, que dirige Daniel Díaz Grandío, que los buses torcieran a la izquierda en la calle Sol, en vez de en la rúa Alta, lo que les permitiría ganar espacio y no quedar paralizados en rúa Nova.

"Se le comentó esto a la Concejalía de Movilidad el año pasado, nos dijeron que lo iban a mirar y aquí estamos"

Fuente: El Ideal Gallego, 23-09-2017, Abel Peña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: