27 de diciembre de 2017

"Red de buses frente a "suma de líneas": Plan de reorganización del transporte público de #Coruña.

Este próximo 29 de diciembre la ciudad estará pendiente de la aprobación de los presupuestos municipales para 2018. Será una etapa de casi doce meses en los que se tendrían que materializar todas esas propuestas electorales que muchos ciudadanos están aguardando, entre ellas las concernientes a la Movilidad. La Opinión de A Coruña interrogó brevemente al edil local, Xulio Ferreiro, sobre la cuestión a futuro:
- Hai tamén unha aposta pola mobilidade nos orzamentos, aínda que non se pode deducir que se cambiarán as liñas de bus, que era unha promesa feita para este ano e tamén para o anterior, executarase esa reordenación?

-Para cambiar as liñas de bus non se necesita unha partida orzamentaria, pero si que hai estudos e informes que apoian ese cambio nos orzamentos. Durante estes dous anos estivemos dando pasos para a reordenación do transporte público. Primeiro, intentando axeitar a concesión á legalidade e intentando acompasar iso cunha redefinición das liñas urbanas e coa entrada do bus metropolitano. Coido que se poderían retocar certas liñas a día de hoxe, pero non estamos no momento dos parcheos senón no de facer unha proposta seria e comprensiva e, durante este ano, farase unha consulta para que a remodelación das liñas non sexa unha cuestión imposta polo Goberno local.

- Entón, o cambio de liñas quedará para 2019?

-Eu creo que vai ser un proceso, non un cambio radical dun día para outro.

- Non temen que se monte moito lío se cambian as rutas no ano electoral?

-Intentaremos non ter líos en calquera momento. Iremos facendo cambios progresivos dándolle tempo á xente para que se afaga a esta nova situación e sempre cuns elementos que xa están enriba da mesa, como a maior rapidez e máis frecuencia nas liñas, seguramente con puntos de trasbordo ao longo da cidade. Este ano, imos falar moito de mobilidade.

Con esta conclusión que no nos ofrece novedad, ya que en este blog busurbano, en la prensa local, en otros medios, ya se habla de Movilidad a cada poco, se cierra la mención de Ferreiro como previsión para 2018. 

Pues ya puestos, para complementar y a colación de los posts previos, en los que se citaba la futura reorganización de las líneas de autobús urbano de Coruña, recuperamos un artículo "antiguo" de La Opinión de A Coruña.

Sabéis que el responsable de la Agència d'Ecologia Urbana de Barcelona, Salvador Rueda, "ataca de nuevo" y ya se prodiga en periódicas citas en la ciudad (charlas, foros sobre Movilidad...), en lo que es el retorno de su colaboración con el Concello (hoy día, bajo la batuta de Marea)
para redefinir la movilidad en la ciudad, apostando por "repensar" el transporte urbano para que compita mejor con el coche.


Salvador Rueda fue el artífice del plan de movilidad del Gobierno de PSOE y BNG, que el PP guardó en un cajón cuando llegó al gobierno de María Pita. Su tarea es de colaborar para "ahondar en la elaboración del mapa de redes de transporte público, red peatonal y ciclable de la ciudad"¿Recordáis lo que consiguió en Vitoria...? Rueda, que definió en el documento de 2011 cómo tenía que ser la transformación de las líneas de buses para que sus tiempos sean más competitivos respecto al vehículo privado y para que todos los coruñeses tengan una parada a 300 metros o menos, estén donde estén.


En el plan de 2011, la Agència d'Ecologia Urbana consideraba "básico" rediseñar la red de bus urbano... 
"...actualmente pensada y diseñada como una suma de líneas, la mayoría redundantes en el centro urbano y donde a menudo las demandas locales impiden que se configure una red lógica"

Del análisis concluye que las líneas se han ido "apedazando" para resolver "conflictos puntuales y dar servicio a nuevas demandas", originando a la vez "nuevos problemas de regulación, con la consecuente disminución de la velocidad comercial"

Analiza además que las frecuencias son "excesivamente elevadas", ya que sólo hay cuatro líneas con tiempos inferiores a 15 minutos, "que tienen un impacto muy negativo sobre la percepción de los ciudadanos y acaban disuadiendo del uso del bus".


Rueda plantea varios criterios sobre los que sostener dicha redefinición. Considera que los buses deben circular por la red vial básica y, si su frecuencia de paso es suficiente, hacerlo de manera segregada (carril bus) para evitar conflictos y aumentar la velocidad comercial. 

Basándose en las supermanzanas, plantea una concepción ortogonal de las líneas, conformando una red lo más homogénea y reticular posible, en la que crecen las conexiones entre líneas. Pretende conseguir un sistema más "descentralizado" y que las paradas estén a menos de 300 metros de cualquier ciudadano. 

La red tiene que tener en cuenta la conectividad intermodal. El plan Rueda propone varias fases de desarrollo, una desactualizada al incluir aún al desechado metro ligero. Así, el plan sobre el que trabajarán con el Concello ve la posibilidad de intervenir de manera inmediata en doce líneas y sus variantes.

En el rediseño aparecen como claves "dos grandes intercambiadores":
  • uno en la plaza de Pontevedra
  • y otro en la zona de estaciones, como futura estación intermodal.

Otro año sin Carril-Bus :-(
Se requerirían, según la Agència, "proyectos de remodelación para que puedan compaginar" su función de intercambiador con el del espacio de uso ciudadano. También añade otros cambios como que Panaderas pase a ser de un solo sentido y conectar el tramo final de Os Mallos con la avenida de Arteixo, permitiendo el giro de salida de la ciudad a la izquierda.Con la propuesta, sostiene el documento, se mejoran las frecuencias de todos los corredores urbanos hasta los 10-11 minutos, alcanzando, "con el solape de algunas líneas", que se consigan índices medios de paso en parada inferiores a los 5 o 3 minutos "en las zonas más céntricas de la ciudad".
Se reducirían tanto tiempos de espera como de trayecto. 
Rueda define los lugares en los que debe haber carril bus, que se hace "imprescindible" a partir de los 15 pasos de bus a la hora punta (un bus cada menos de cuatro minutos). Sugiere casi cuatro kilómetros por:
  • Juan Flórez en dos sentidos, 
  • Orillamar y la Torre, 
  • Panaderas-Orzán 
  • y San Andrés.

Fuente:
La Opinión de A Coruña, 03-04-2017, Ana Rodríguez
Imágenes y gráficos:
Blog Busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: